Heroísmo al mando, violencia sin sentido y todas las repugnantes tonterías que se conocen con el nombre de patriotismo: ¡con qué pasión las odio!