La alegría de mirar y comprender es el regalo más hermoso de la naturaleza.