Nunca se puede resolver un problema en el nivel en el que se creó.