Dondequiera que un hombre se vuelve, puede encontrar a alguien que lo necesite.