Nunca digas que ya no hay nada hermoso en el mundo. Siempre hay algo que te hace maravillarte en la forma de un árbol, el temblor de una hoja.