Siempre me he aferrado firmemente a la idea de que cada uno de nosotros puede hacer un poco para poner fin a una parte de la miseria.