Como todo hombre sensato y de buenos sentimientos, aborrezco el trabajo.