Dios no es compatible con la maquinaria y la medicina científica y la felicidad universal. Debes hacer tu elección. Nuestra civilización ha elegido la maquinaria, la medicina y la felicidad.