La belleza es peor que el vino, intoxica tanto al que la tiene como al que la mira.