Los wahabistas son los hombres del saco, los tipos que le cortarán la cabeza a cualquier estadounidense que atrapen. Y destruirán Irak sin pensarlo dos veces si creen que la inestabilidad los beneficiará.