Desnudar nuestras almas es todo lo que pedimos, dar todo lo que tenemos a la vida y a los seres que nos rodean. Aquí los espíritus de la naturaleza son intensos y los apreciamos, les hacemos ofrendas, estos espíritus de la naturaleza que nos llaman aquí, sellando nuestro destino unos con otros, celebrando nuestro amor.