Reconozco el privilegio de estar vivo en un cuerpo humano en este momento, dotado de sentidos, recuerdos, emociones, pensamientos y el espacio de la mente en su aspecto de sabiduría.