Solo espero que a medida que envejezco, me calme y disfrute el momento, disfrute de los grandes dones que Dios me ha dado.