Automatizar algunas de sus finanzas puede ser increíblemente conveniente y es una excelente manera de ahorrar tiempo, pero automatizar todo hace que sea demasiado fácil pasar al piloto automático y olvidarse de prestar atención a sus finanzas personales.