Concentre todos sus pensamientos en el trabajo que tiene entre manos. Los rayos del sol no arden hasta que se enfocan.