Una de las cosas más destructivas que está sucediendo en la sociedad moderna es que estamos perdiendo el sentido de los lazos que unen a las personas, lo que puede conducir a pesadillas de colapso social.