Este es solo el comienzo de una lista de habilidades que los resultados de los exámenes no pueden esperar reflejar: habilidades interpersonales, la capacidad de entretener, cuán articulados somos como oradores, nuestra capacidad para trabajar como parte de un equipo, la capacidad para enfrentar desafíos. e invención.