Toda la sabiduría humana se resume en dos palabras, espera y esperanza.