Los resultados de cualquier experiencia traumática, como el abuso, solo pueden resolverse experimentando, articulando y juzgando cada faceta de la experiencia original dentro de un proceso de revelación terapéutica cuidadosa.