Mientras la gente no tema la verdad, hay esperanza. Por una vez que le temen, el que lo cuenta no tiene ninguna posibilidad. Y hoy, la verdad sigue siendo hermosa … pero tan aterradora.