En tres meses había pasado de ser la oveja negra del pueblo a convertirme de repente en una estrella del pop.