¡Democracia! ¡Bah! ¡Cuando escucho eso, alcanzo mi boa de plumas!