El selecto grupo de personas que hacen cine realista, que hacen cine quizás un poco más aceptable para la audiencia occidental, es un porcentaje muy pequeño.