Queridos medios de televisión y furgonetas fuera de mi casa, por favor no se estresen y trabajen tan duro.