Todo el mundo debe aceptar que envejecemos y que envejecer no siempre es halagador.