Diría que muchos de los personajes que me atraen son muy vulnerables y se exponen emocionalmente. No tanto en ‘The Fighter’, ni tanto en ‘The Master’, creo que son diferentes.