AL Vijay me preguntó si podía bailar y le dije que sí. No le dije que el único baile que había bailado era en las noches de Liverpool. Dijo que organizaría talleres y me ayudaría con los guiones y el idioma. Le gustó el hecho de que yo era inglesa pero tenía un aspecto indio.