Lo más difícil para mí fue dejar atrás a mi familia y amigos.