Solo tenía 16 años cuando me seleccionaron para ‘Madrasapattinam’. Celebré mi cumpleaños número 17 en el set de la película. Esa fue la primera vez que viajé a la India y fue una montaña rusa. Pronto me enamoré del país.