Hay gente empeñada en la idea de que somos una banda cristiana disfrazada y que tenemos algún mensaje secreto. No tenemos ninguna afiliación espiritual con esta música. Se trata simplemente de la experiencia de la vida.