De todas las aberraciones sexuales, la castidad es la más extraña.