Lo que hace que algo sea especial no es solo lo que tienes que ganar, sino lo que sientes que hay que perder.