Es incorrecto suponer que puedes ser un editor de moda porque escribes en un blog, si no tienes experiencia para mirar la moda de manera profesional.