Stella McCartney, no solo es diseñadora, es madre de cuatro hijos y vive por la practicidad. Ella comprende lo que una mujer debe usar para trabajar y lo que una mujer debe usar cuando llega el momento de salir y ponerse el Ritz.