Cuando comencé a trabajar en Hollywood a un nivel bastante bajo entregando guiones por la ciudad, escuchando la radio AM, al principio lo escuché como una novedad.