Si quisiera desarrollar un escenario para destruir Estados Unidos, haría lo que están haciendo los republicanos. Saquen a los mejores y más brillantes hombres negros de las calles, métanlos en la cárcel, háganlos más malos que el infierno durante 8 o 10 años y luego déjenlos perder en una sociedad donde hay muchas armas con las que jugar.