A menudo encuentro que los expertos son bastante negativos … no solo en el tenis, sino en el deporte en general. Simplemente no me gusta eso. Obviamente, el trabajo de un experto es crear interés y un poco de controversia. Lo entiendo. A los oyentes les gusta eso. Pero creo que existe el deber de promover el deporte y hablar sobre lo buenas que son estas personas en lo que hacen.