No prestes atención a lo que escriben sobre ti. Sólo medir en pulgadas.