Como artistas, a veces nos gusta más la noche que el día.