Acabo de explicar mi idea de cómo un período de reflexión constructivo, uno que enviaría un mensaje claro a los ciudadanos de Europa: ahora deberían saber cuáles son nuestras prioridades. Para Alemania, esto significa: el desempleo es uno de nuestros mayores problemas.