Alemania se ha convertido en un país que muchas personas en el extranjero asocian con la esperanza.