Como políticos, tenemos que reaccionar ante el hecho de que muchas personas no sienten que puedan relacionarse con la UE.