Debe permitirse a Ucrania llevar sus propios suministros de socorro de forma segura a las zonas del este del país controladas por los separatistas.