Se concederá libre acceso al mercado único a un país que acepte las cuatro libertades fundamentales de circulación de personas, bienes, servicios y capitales.