Trabajamos bien junto con el Reino Unido, especialmente, quizás, cuando hablamos de nuevas reglas para la Unión Europea.