Hay algo en la muerte que reconforta. La idea de que podrías morir mañana te libera para apreciar tu vida ahora.