Iba de película en película y casi me despegaba de un mundo y me lanzaba a otro. Vivía como estas personas y no tenía un yo. No sabía quién era yo. Y las cosas se ponen realmente oscuras.