La tarea es difícil. Especialmente matemáticas. Mis hijos bromean conmigo. Me dicen que tienen tarea. Yo digo, ‘Está bien’. Y luego me siento y dicen: ‘Es matemática’. ‘¡No! ¡No matemáticas! ¡Inglés, historia, lo que sea!