Le dije a Billy que si alguna vez lo atrapaba haciendo trampa, no lo mataría porque amo a sus hijos y ellos necesitan un papá. Pero lo golpearía. Sé dónde están todas sus lesiones deportivas.