Lo que me nutre también me destruye.